15 Ene, 2018

¿Por qué mantener limpios nuestros espacios de energías nocivas?

factores que afectan al campo energetico

Mantener limpios de energías nocivas nuestros espacios es de vital importancia. Al igual que realizamos la limpieza física es necesaria la limpieza y armonización energética de espacios, ya que estos nos pueden estar enfermando sin nosotros saberlo.

A continuación enumeramos algunas de las influencias, más importantes, que pueden afectar para que un espacio tenga una baja vibración energética y esté afectando a nuestra salud o a cualquier otro aspecto de nuestra vida:

  • Mal funcionamiento de un negocio. En un negocio se ha de mirar diferentes aspectos que afectan a su funcionamiento. El ambiente que exista entre los empleados, el estado de ánimo del encargado, si el negocio está abierto al público, si entran y salen muchas personas, quién ocupó anteriormente ese espacio, etc… Todo queda impregnado energéticamente en el ambiente y eso hace que se ensucie, se desarmonice y se bloquee. De ahí la importancia de la limpieza y armonización energética de cualquier negocio.
  • Dónde está ubicado el espacio. Saber la ubicación y sobré qué lugar está construido la vivienda o negocio, ya que pueden existir portales energéticos abiertos, fantasmas o desencarnados atrapados, alguna maldición, hechizo, etc… sobre ese lugar. Todos estos datos son sumamente importantes, pues su influencia es constante y puede llegar a ser muy dañina.
  • Falta de luz natural en el espacio. Las esquinas y los rincones oscuros, sin iluminación natural, y cerrados mucho tiempo, son lugares donde más rápidamente se van a acumular las “energías densas”. Estas zonas pueden estar estancando al espacio en conjunto, bloqueando una vivienda, un negocio y a las personas que pasan mucho tiempo en él.
  • La energía no fluye. La energía del espacio puede estancarse por el color, la distribución del mobiliario, por los objetos que lo componen, como cuadros, figuras, etc…. Hay objetos que pueden estar impregnados de energías negativas o su distribución estancar y bloquear el flujo natural de la energía.
  • Energías telúricas. Saber si el espacio está ubicado sobre un terreno por donde cruzan aguas o ríos subterráneos. La influencia de la naturaleza es inevitable, vivimos en un planeta vivo, se mueve, se contrae y se expande como el corazón de un ser vivo. Es importante localizar estos cruces y en la medida de lo posible neutralizarlos. Estas influencias negativas son sumamente dañinas porque a largo plazo pueden generar problemas graves de salud.
  • Campos magnéticos. Espacios invadidos por campos magnéticos, con exceso de sistemas eléctricos como ordenadores,  televisores, vitrocerámica, wifi, telefonía móvil, microondas, los enchufes en las paredes, etc., hay que armonizar estos campos electromagnéticos y para ello el uso de la radiónica es una forma eficaz y rápida de disminuir e incluso anular los efectos nocivos.
  • Influencias externas. La sanación cuántica nos habla de la influencia de universos paralelos, interacción con el futuro, vidas futuras, vidas paralelas, etc., y a través de nuestra experiencia hemos visto la necesidad de detectar estas influencias y trabajarlas. El tiempo y el espacio sólo existe en esta dimensión, en otros planos de conciencia todo existe al mismo tiempo como una película, cuando la proyectas van saliendo secuencias una detrás de otra, en la realidad todas las secuencias están en el rollo de la película al mismo tiempo. Es lo mismo que nos ocurre a nosotros, que no sólo estamos en este espacio-tiempo y en esta dimensión… y todo puede estar afectando.
  • Influencias psíquicas. Existen influencias de las que no somos conscientes, como pueden ser de personas que nos miran mal, con envidias, que piensan negativamente de nosotros y que lo hacen de una forma constante. La manifestación de estas energías se pueden producir de muchas formas: magia, mal de ojo, hechizos, encantamientos, larvas astrales, por enumerar algunas de ellas… todo eso es necesario detectarlo y limpiarlo porque puede estar bloqueándonos y a través de nosotros se bloquea la vivienda, el negocio o cualquier espacio. Estas influencias psíquicas también puede afectar directamente a cualquier espacio.

Nuestra casa, negocio o cualquier otro espacio, es un órgano vivo. Junto con las personas que lo forman, ya sea una familia, los empleados y directivos de un negocio, etc., forman una unidad y una entidad con vida propia. Para una limpieza y armonización energética de espacios, ya sean viviendas o negocios, hemos de tener en cuenta a todos los que forman esa unidad y trabajar sobre ellos para recuperar el equilibrio energético del conjunto.

¿Cuándo realizar un estudio y una armonización energética de un espacio?

En un negocio:

  • Al inaugurarlo o realizar una ampliación de las instalaciones.
  • Cuando existan conflictos entre los empleados, discusiones, luchas de poder, bajo rendimiento laboral, etc…
  • Crisis económicas, pérdida de clientes, el negocio se estanca.
  • Sí se ha cogido el traspaso de un negocio ya en funcionamiento.

Un negocio es un órgano vivo y todos los que lo forman influyen para que sea o no próspero.

En la vivienda:

  • Al comprar una nueva casa o cambiarse a una vivienda habitada anteriormente por otras personas.
  • Después de un período de malestar familiar con constantes discusiones.
  • Cuando a nivel familiar hay un cambio drástico y se pasa de la armonía a la desarmonía, todo empieza a ir de mal en peor.
  • Cuando existan depresiones, enfermedades de larga duración, problemas económicos de mucho tiempo y que no hay forma de solucionar.
  • Después de haber realizado prácticas de magia oscura.
  • Cuando hay manifestaciones de alguna entidad, se apagan y encienden luces, grifos del agua que se abren solos, se mueven objetos, etc…

Nuestro campo energético:

  • Llevas mucho tiempo sin encontrar trabajo.
  • Te encuentras deprimido, desorientado y muy bajo de energía.
  • Tienes problemas para encontrar pareja o para mantener una relación estable mucho tiempo.
  • Estás teniendo dificultades en la relación con tu pareja, tus hijos o familiares, y no sabes cómo darle solución.

Tu campo energético es lo que te mantiene con vida, sin él tu cuerpo físico no tiene alimento ni sustento, y en él está lo que tú proyectas consciente o inconscientemente, en positivo o en negativo… ¡Todo está en tí!

Así como es importante estar en armonía con uno mismo, del mismo modo lo es estar en armonía con nuestro entorno. Realizar una limpieza y armonización energética de viviendas y negocios, periódicamente, es necesaria para mantener los espacios físicos que habitamos, y a nosotros mismos saludables.

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *